Fotógrafo aguanta ataque de osa polar

Foto: contexto.com.ar
Foto: contexto.com.ar

El operador de cámara Gordon Buchanan soportó 45 minutos el ataque de oso hembra hambriento que quería alimentar a sus cachorros. El impresionante VIDEO se puede ver más abajo.

El hombre dijo que estuvo más asustado que nunca en su vida y el micrófono recogió el ruido de su corazón acelerado.

El valiente camarógrafo se encontró cara a cara con un terrorífico oso polar de 1.000 libras (más de 450 kilos), que estaba en busca de su próxima comida.

El hambriento depredador de dos metros atacó repetidamente la caja de plexiglás -el equivalente en el hielo de una jaula de tiburones- donde estaba el indefenso Gordon Buchanan.

Buchanan muestra nervios de acero mientras perdura el asalto sostenido del letal oso polar durante 40 minutos, buscando desesperadamente un punto débil en su carcasa protectora.

La osa, con sus poderosas garras y gigantes dientes, estaba tratando de hacerse con él para poder alimentarse y alimentar a sus dos cachorros.

Buchanan, quien ha filmado las criaturas más mortíferas del mundo durante 20 años, describió el calvario como “la más terrorífica experiencia de mi vida”.

“Mucha gente piensa que los carnívoros son intrínsecamente peligrosos, pero la mayoría no lo son. Hay un riesgo mínimo y los ataques son la excepción. Pero los osos polares son diferentes, sin lugar a dudas que me quería para el almuerzo. Ella era tan persistente, buscando un punto débil por casi 45 minutos”.

“Yo estaba aterrorizado y se podían oír mis latidos en el micrófono. Realmente fue un momento sensacional y una situación preocupante. Esto muestra cuán enormes y poderosos son. Es la cosa más difícil que he hecho y la más temible. No me han aterrorizado antes durante 40 minutos”.

El experto en vida silvestre escocés filmó la fascinante criatura en Svalbard, en la región más septentrional del Ártico de Noruega, para su serie de tres partes de la BBC “The Polar Bear Family and Me” (La familia de osos polares y yo).

Buchanan siguió a la madre Lyra y a sus cachorros Miki y Luca durante 12 meses para acercarse a una familia de osos polares más que nadie lo hubiera hecho antes.

Arriesgó su vida en largos viajes por encima y a través del hielo, a menudo en un territorio desconocido, luchando contra vientos helados, violentas tormentas y las temperaturas cayendo en picado.

En varias ocasiones, el equipo tuvo que huir en sus motos de nieve cuando los depredadores gigantes se acercaron demasiado.

Fuente: contexto.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: